top of page

Autismo y tecnología: Cómo navegar seguro en internet

Este artículo es un extracto de una entrada de blog que nos proporcionó nuestro amigo del sitio Chris Smith. El artículo original lo puedes encontrar en https://es.wizcase.com/blog/guia-util-de-seguridad-en-linea-para-personas-con-autismo/


Ben Pilkington es el autor original del artículo.

Ben es un escritor e investigador freelance que reside en Reino Unido. Le interesan la relación y la influencia mutua entre tecnología y sociedad, y le fascina la innovación. Escribe sobre software, servicios de internet, tecnología limpia y avances en computación.


Seguridad en Internet para el trastorno del espectro autista



Las personas a las que se les ha identificado un trastorno del espectro autista (TEA) experimentan el mundo de una forma diferente a las personas que no son autistas. Como consecuencia, es posible que las personas con TEA utilicen Internet de un modo diferente y por eso podrían correr diferentes riesgos en línea, en comparación con otros.


Para las personas con autismo, las tendencias hacia el comportamiento obsesivo y la inocencia respecto al funcionamiento de la sociedad también presentan diferentes riesgos en Internet.


Sin embargo, decir que Internet es intrínsecamente más peligroso para las personas con autismo es una simplificación incorrecta, no ayuda en nada e incluso puede resultar ofensiva. De hecho, con frecuencia las personas con trastorno del espectro autista se sienten inmensamente satisfechas con sus experiencias online, y además Internet les ofrece numerosos beneficios prácticos.


¿Qué es el TEA?


El TEA se define como una discapacidad del desarrollo causada por diferencias en el cerebro.


Aunque algunas personas con autismo tienen una diferencia neurológica conocida a causa de una afección genética, hay otras causas para el TEA que todavía se desconocen. El consenso actual es que hay varias causas que se combinan y alteran el desarrollo de las personas, causando el TEA.


El autismo puede provocar que las personas se comuniquen, interactúen o aprendan de un modo diferente, pero es crucial reconocer que las capacidades y características de las personas en el espectro autista varían significativamente de unas a otras.


Internet no es una entidad monolítica, y el autismo tampoco


La tecnología es lo que sus usuarios hacen de ella (con algunas salvedades). Internet no es una excepción. Presenta riesgos, pero también oportunidades. Puede tener un impacto positivo o negativo en la vida de las personas, a veces incluso simultáneamente.


Podemos abordar la seguridad en Internet desde una posición de empoderamiento, en lugar de hacerlo desde el miedo. Esto significa que podemos conseguir que otras personas (y nosotros mismos) obtengamos con seguridad lo mejor de Internet, en lugar de limitarnos a bloquear o restringir su uso.


Si bien es cierto que existen riesgos específicamente relacionados con Internet (y que no tienen equivalencia en ninguna otra parte), ninguno de ellos convierte Internet en una herramienta intrínsecamente arriesgada.


Es importante señalar que muchos de los riesgos identificados aquí son cosas a las que todos los que utilizamos Internet deberíamos prestar atención. Todos podemos ser víctimas de estafas de phishing o acoso en la red, y todos los niños que usan Internet son personas potencialmente vulnerables.


Entonces, ¿cuáles son las diferencias para las personas autistas que usan Internet?


Patrick Sims es un escritor británico especializado en autismo. Colabora con la organización benéfica británica National Autistic Society y escribe sobre cómo las personas autistas usan y experimentan Internet de una forma diferente. En un artículo escribió:

El lado positivo de las computadoras es que… tienen el potencial de convertirse en el mayor recurso conocido para las personas con autismo. Abren un mundo nuevo lleno de potencial: amigos, oportunidades y empleo. Tal vez sea el mundo no autista, con sus ideas y necesidades concretas, quien deba aceptar el cambio en términos de redefinir lo que significa socializar y tener amigos.”


Al resaltar los aspectos positivos en su artículo, que también aborda los temas de la radicalización y el abuso en línea, Patrick logró explorar el término medio que equilibra los riesgos y beneficios para las personas autistas que usan la tecnología de Internet (neutra).


Otra forma en que se plasma esta neutralidad tecnológica para las personas con autismo es en los efectos estimulantes del tiempo frente a las pantallas, especialmente cuando es una actividad interactiva. Las pantallas actúan como un estimulante muy parecido a la cafeína.


Las personas con autismo que son más sensibles a esta clase de estímulo tal vez descubran que el uso de las computadoras exacerba sus tics, su agresividad o sus sensaciones de sobrecarga sensorial. La sobreestimulación puede provocar que las personas con autismo se sientan particularmente emocionales y llorosas, o también puede causarles problemas de sueño.


Pero las computadoras también pueden proporcionar un tipo de estímulo positivo para las personas autistas. Internet ofrece un lugar seguro y cómodo para aprender más sobre sus temas favoritos. Para ellos puede resultar más fácil comunicarse en línea que en persona.


Riesgos y oportunidades de Internet para personas con TEA


Internet posee numerosas ventajas claras para las personas con autismo y sus familias, amigos y cuidadores. Es una tecnología para aprender y comunicarse, y está disponible para casi todo el mundo de cualquier parte del planeta.


Al igual que las personas con autismo pueden acceder a oportunidades únicas en la red, a veces también pueden ser particularmente vulnerables a los riesgos en línea.


De nuevo, esto se debe al hecho de que las personas con autismo pueden usar y experimentar Internet de una forma diferente a aquellas personas que no tienen autismo. Estos riesgos no son intrínsecos del autismo o de Internet, y pueden aparecer de diferentes formas dependiendo de la persona, o no aparecer en absoluto.


Por ejemplo, la fortaleza de la comunicación directa que tienen algunas personas autistas puede ayudarlos a encontrar y cultivar eficazmente relaciones interpersonales a través de Internet. Pero, por otro lado, también pueden ofender a otros sin darse cuenta.


Puedes controlar los riesgos más eficazmente con un abordaje dinámico


Para lograr un abordaje dinámico efectivo de los riesgos y la seguridad, es útil pensar en las diferentes categorías que deberíamos tener en mente. Se ha demostrado que este abordaje funciona para ayudar a manejar los riesgos a las personas con trastornos de aprendizaje, de desarrollo o de salud mental.


Adquirir un profundo conocimiento de los esquemas de riesgos puede capacitar a cualquiera, incluyendo a las personas con autismo, para tener una relación saludable con Internet. Además, estos esquemas proporcionan a los miembros de la familia y a los cuidadores una forma de detectar las señales de una conducta arriesgada antes de que sea demasiado tarde.


La experta en análisis aplicado de conducta (ABA, por sus siglas en inglés) Tahra Cessna dice que hay tres tipos de categorías de riesgo en lo que se refiere a la seguridad en Internet para personas con TEA: conducta, contenido y contacto.




Crea tu plan de seguridad personal, dinámico y basado en fortalezas


Debo dejar claro que estoy teniendo cuidado de no meter a un grupo de personas tan numeroso en el mismo saco. Los ejemplos de esta sección y los expuestos a lo largo del artículo pretenden ilustrar ideas generales y mostrar los principios que rigen la seguridad en Internet.


Es realmente importante usar las guías (como esta misma) como ayuda para redactar tu propio plan de seguridad en Internet que sea específico para tu caso. Un plan de seguridad único y personalizado para ti es mucho más útil que uno que no esté personalizado.


CONSEJO: Planificación de la seguridad

Piensa en los tipos específicos de riesgos de los que quieres ser consciente (para ti o para un ser querido o un miembro de la familia), qué fortalezas puede ayudar a mitigarlos y cómo pueden jugar un papel importante tus redes de apoyo para lograr que tu plan de seguridad sea incluso más efectivo.


Si echamos un vistazo a nuestros conjuntos únicos de riesgos y oportunidades, colocados unos al lado de los otros, podremos hacer que nuestro plan de seguridad sea súper efectivo al construir sobre nuestras fortalezas ya existentes.


Las siguientes secciones tratarán sobre los riesgos y oportunidades que las personas con autismo pueden encontrar en línea, organizados en el esquema “Conducta – Contacto – Contenido”.


CONDUCTA: Habilidades informáticas, adicción a Internet, actividades ilegales


Poseer una gran habilidad para las computadoras complica el abordaje de algunos riesgos de conducta


Para muchas personas del espectro autista, uno de los factores verdaderamente positivos de usar Internet es que tienen una afinidad natural para entender el mundo digital.


Los padres de niños con autismo relatan a los investigadores que sus hijos tienen habilidades excepcionales para las computadoras. Los niños en el espectro probablemente también aprendan mejor en línea que en el aula.


La tendencia a ser bueno con las computadoras puede provenir de un modo de pensar más lógico y racional, común en muchas personas del espectro (y también en muchas personas que no están dentro del espectro autista). En el nivel básico de código y ceros y unos, la informática funciona puramente siguiendo los principios de la lógica.


Pero ser bueno con las computadoras también puede hacer de Internet un lugar con más riesgos para las personas autistas. La adicción a Internet, la exposición a contenido no apropiado e incluso cometer delitos en línea sin entender las consecuencias son riesgos de los que hay que ser conscientes.


La adicción a Internet


Hay un lado negativo en el hecho de que algunas personas en el espectro autista tengan una afinidad especial por la informática y la comunicación en línea: las conductas de riesgo como la adicción a Internet e incluso las actividades ilegales pueden tener consecuencias más importantes.


Algunos expertos sugieren que, si bien las computadoras ayudan a socializar a las personas con autismo, también hacen que resulte muy fácil pasar demasiado tiempo en Internet absorto en actividades no sociales.


De forma similar, algunas personas con autismo pasan demasiado tiempo en Internet en general. La adicción a Internet se puede convertir en un problema para cualquiera, pero las investigaciones han descubierto una asociación entre el autismo y la adicción a Internet. (Lo interesante es que este estudio también descubrió que las personas con ansiedad y autismo eran menos propensas a experimentar adicción a Internet).


La adicción a Internet puede conducir al aumento de la fobia social en las interacciones cara a cara y a la depresión, y se puede vincular con menor desarrollo o bajo nivel educativo.


CONSEJOS: Cómo abordar la adicción a Internet

  • Establece límites con los controles parentales para limitar el tiempo que tu hijo o hija pasa en línea. Puede sonar tonto, pero yo incluso me lo he configurado para mí con el fin de controlar el número de horas que uso algunas apps, ¡especialmente Reddit y Steam! Obviamente, yo puedo anular esos límites, pero me ayudan a mantener a raya el tiempo que empleo en mi teléfono o en la computadora.

  • Si tu hijo (o tú) usa demasiado Internet porque es un calmante que tiene muy a mano, podría ayudarle hacer una lista de actividades sin conexión o conductas que pueden ayudar a tranquilizar a toda la familia durante una crisis.


Las personas con autismo también pueden tener un riesgo mayor que otros de usar las redes sociales de forma compulsiva. De nuevo, esto probablemente se debe a los elementos únicos y con frecuencia positivos de Internet que atraen a muchas personas con autismo.


Para los padres que tienen hijos con autismo, puede ser muy difícil evitar un uso excesivo de la tecnología. A veces, el comportamiento que está alterando a toda la familia se puede tranquilizar a corto plazo con una distracción en línea.


Actividades ilegales


En algunos casos bastante extremos, las habilidades excepcionales para las computadoras de las personas con autismo, unidas a su ingenuidad social, han provocado que cometan delitos graves en línea.


Por quitarnos de encima lo obvio: quiero resaltar que de ningún modo la ciberdelincuencia es un rasgo conocido de las personas con autismo. De hecho, encontré investigaciones que demuestran empíricamente que las personas autistas no tienen una tendencia mayor a cometer delitos que la población general.


Los ciudadanos británicos Gary McKinnon y Lauri Love fueron objeto de peticiones de extradición por parte de Estados Unidos por su implicación en el hackeo de computadoras gubernamentales estadounidenses.


Entre 2001 y 2002, McKinnon logró entrar en 97 computadoras, algunas pertenecientes a las redes de la NASA y el Pentágono, y dijo que estaba buscando información sobre avistamientos de extraterrestres. Los fiscales estadounidenses alegan que causó daños en sistemas informáticos por valor de 800.000 dólares y quieren juzgarlo por cargos que podrían sumar hasta 70 años de prisión.


McKinnon no había sido diagnosticado previamente con autismo. Cuando apareció en las noticias de televisión a raíz de estos procedimientos legales, un experto en autismo contactó con su abogado defensor y se hizo un diagnóstico.


CONSEJOS: Establece reglas básicas para Internet

  • Si tu hijo o hija está en el espectro autista, siéntate con toda la familia para establecer las reglas básicas sobre cómo comportarse en línea.

  • Puedes construir sobre las fortalezas para implicar a tu hijo o hija en el proceso de investigación y animarlos a hacer suyas las reglas básicas y su propia seguridad.

  • Lo ideal es establecer reglas básicas antes de que tu hijo o hija comience a utilizar un dispositivo, para sentar los cimientos de una relación segura con Internet a medida que crecen, ¡aunque nunca es demasiado tarde para empezar!


Lauri Love está acusado de hackear sitios web del gobierno de los Estados Unidos, cometer actos de vandalismo en ellos y robar datos personales de los empleados. Lauri ganó el recurso contra su extradición a Estados Unidos, donde lo podrían haber condenado a 99 años de prisión y hasta 9 millones de dólares en multas.


En ambos casos, la obsesión con un tema concreto, habilidades informáticas avanzadas y una buena dosis de ingenuidad social metieron a estas personas con autismo en problemas muy graves del mundo real.


CONTACTO: Comunicación, personas despreciables y comunidades amables


A menudo es más fácil comunicarse en línea


Con frecuencia, las personas con autismo y con otros trastornos que afectan a la comunicación descubren que es más fácil comunicarse en Internet que en interacciones cara a cara.


En la red, las personas tienden a usar un lenguaje normal, jerga, emojis y emoticonos de forma coherente para hacer entender su punto de vista. Para muchas personas con autismo, esto es mucho más fácil de reconocer y entender rápidamente que el lenguaje corporal, las expresiones faciales o el tono de voz.


Las personas con TEA han relatado a los investigadores que disfrutan con el control que les ofrece la comunicación online. Les da la oportunidad de procesar la información que les llega y pensar su respuesta, revisarla y después enviarla a su debido tiempo.

El mismo documento de investigación mostraba que a las personas con autismo les gusta expresarse en Internet de una forma que sienten que es más fiel a su verdadera identidad, sin sentir la necesidad de “camuflar” u ocultar comportamientos asociados al autismo.


El camuflaje social del autismo es un término que se utiliza para describir cuando una persona autista oculta conductas relacionadas con el TEA para integrarse o evitar ser acosada. Lamentablemente, el camuflaje social puede producir varios efectos negativos que van desde un diagnóstico retrasado a la depresión o el burnout o agotamiento autista.


Personas desagradables: Estafadores, depredadores y acosadores


Los riesgos asociados al contacto pueden surgir cuando las personas con autismo interactúan en Internet con otras personas que quieren hacerles daño. Todos podemos ser vulnerables a este tipo de riesgos, pero las personas autistas pueden ser particularmente vulnerables si tienden a creer literalmente a la gente o si les cuesta entender que las identidades en línea se pueden falsear fácilmente.


Las estafas en Internet como los ataques de phishing nos afectan a todos, desde los CEO más importantes a los niños y niñas que juegan en Minecraft. Las personas con autismo no son diferentes. Algunas personas autistas pueden tener mayor tendencia a creer a los estafadores en línea, pero, de nuevo, está demostrado que las personas no autistas hacen lo mismo. Siempre es buena idea repasar los tipos más frecuentes de estafas en Internet y saber cómo prevenirlas.


Los niños con autismo son vulnerables a los depredadores en línea, exactamente igual que los niños sin autismo.


Al igual que sucede con otros riesgos, los niños con autismo que son buenos con las computadoras podrían ser más vulnerables a riesgos derivados del contacto, como puede ser el contacto con depredadores como resultado de pasar mucho tiempo en línea sin supervisión. Las buenas prácticas familiares (ver nuestros consejos para familias más adelante) pueden ayudar de forma efectiva a reducir o incluso eliminar este terrible riesgo.


CONSEJOS: Cómo tratar con los ciberacosadores

  • Si alguien te hace sentir mal o incómodo, tanto en persona como por Internet, habla con alguien en quien confíes.

  • No alimentes a los trolls. Aprende a identificar las personas que solo tratan de conseguir una reacción, normalmente mintiendo sobre algo o comportándose como tontos. Cuando los identifiques, ¡ignóralos!


Comunidades agradables: Espacios seguros y redes de apoyo


Exactamente igual que con las redes sociales normales y la comunicación en línea, muchas personas con autismo y sus familias disfrutan socializando a través de Internet en espacios específicos para ellos.


Las familias de niños con autismo utilizan la red para estar informados sobre sus derechos legales y sobre los servicios y tratamientos disponibles. Con frecuencia, los padres encuentran apoyo y valiosos consejos en los foros y pueden desarrollar sus redes de apoyo en todo el mundo.


Actualmente, un diseño web accesible y un lenguaje sencillo son características clave de los sitios web modernos. Estas características son estupendas para las personas con autismo y abren más áreas de Internet a más personas.


CONTENIDO: Información, contenido inapropiado y tecnologías de aprendizaje


Internet es el cofre del tesoro definitivo en lo que respecta a la información


Una de las mayores oportunidades de Internet (para todos nosotros) es que abre mundos enteros de información para literalmente cualquiera que tenga un smartphone y una conexión a Internet.


Para muchas personas con autismo, esto hace de Internet un lugar maravilloso para explorar sus temas favoritos con un detalle increíblemente grande.


Material inapropiado y radicalización


El acceso a prácticamente toda la información colectiva que se genera en el mundo y tenerla al alcance de la mano también puede ser una proposición arriesgada. Para las personas en el espectro autista, parte del contenido que se puede encontrar en Internet podría suponer un riesgo real.


El riesgo que surge de ese contenido incluye la exposición a pornografía y material sexual inapropiado para la edad, puntos de vista extremos o contenido perturbador desde el punto de vista emocional.


Los niños con autismo pueden ser muy vulnerables a la visualización de contenido inapropiado, exactamente igual que los niños sin autismo. Casi un tercio de los adolescentes entre 12 y 15 años han visto algo que les pareció desagradable o preocupante en línea, y un 16% de los niños entre 8 y 11 años declaran lo mismo.


Si una persona con autismo está especialmente interesada en pasar tiempo en línea o está especialmente dotada para las computadoras, probablemente aumenten los riesgos de ver dicho contenido. Esto se debe a que sus habilidades les permiten navegar por Internet de forma muy efectiva, lo cual tiene el potencial de exponerlos a más contenido inapropiado y posiblemente incluso ilegal.


CONSEJOS: Evita el contenido inapropiado

  • Activa los ajustes de seguridad para impedir que encuentres accidentalmente contenido ilegal o ilícito.

  • Establece filtros de Internet en tu router para prevenir que alguien de la casa acceda a sitios web específicos.

  • Pide a un amigo de confianza o a un miembro de la familia que hable contigo regularmente sobre lo que has estado viendo y leyendo en línea.


Tecnologías de aprendizaje


Con frecuencia, los niños y adultos con autismo también aprenden mejor en línea que en un aula.


El aprendizaje basado en Internet permite una repetición extensa y un ritmo de aprendizaje individualizado. Esto es bueno para algunos niños autistas que necesitan más tiempo para aprender cosas nuevas e integrar ese aprendizaje para consolidarlo.


Hay pruebas empíricas muy extendidas sobe lo eficaces que pueden ser las intervenciones en niños con autismo cuando están basadas en las nuevas tecnologías.


Ahora Internet y las computadoras son potentes y hay plataformas que se pueden usar correctamente para ayudar a las personas con autismo a desarrollarse emocional, social e intelectualmente.


Cómo hacer que Internet sea más seguro


Las personas en el espectro autista tienen una tendencia a las actividades estructuradas. Los límites, las reglas y sus recordatorios visuales claros pueden ayudar a muchas personas con autismo a prosperar en entornos potencialmente arriesgados, especialmente en Internet.


Para muchas personas autistas, es importante poder aprender y comprender las reglas, por ejemplo, cómo comportarse en Internet, y recordarse dichas reglas continuamente a sí mismos. Para ayudarlos, las personas autistas deberían tener el espacio adecuado para hablar libre y abiertamente con sus padres, amigos y cuidadores sobre los riesgos y oportunidades de utilizar Internet.


Para muchas personas con autismo, probablemente la forma más provechosa y sencilla de evitar los distintos riesgos que he expuesto sea hablar frecuente y sinceramente sobre cómo usamos Internet.


Las personas autistas pueden tomar la iniciativa en este aspecto, enseñando a familiares y amigos los aspectos de Internet, sus riesgos y oportunidades y la forma en que cada persona usa y experimenta la red.


La organización benéfica británica Cerebra ha reunido un práctico recordatorio de los principales consejos de seguridad para las personas con autismo. Los puntos del documento PLAY IT SAFE que aparecen a continuación pueden empoderar a las personas en el espectro para usar Internet de forma segura, confiada, gratificante y enriquecedora.





Mantengamos a los niños autistas a salvo en Internet: consejo para las familias


Hay muchísimas guías para que los padres y las familias ayuden a los niños con autismo a disfrutar con seguridad de Internet. Los siguientes consejos se han recopilado de numerosas fuentes de confianza, y encontrarás los enlaces a estas fuentes en la sección Recursos que aparece al final de este artículo.


De hecho, estos consejos de seguridad son útiles para cualquier familia. Cada vez más los niños socializan, juegan y estudian en línea. En el Reino Unido, se ha descubierto que cerca del 82% de los niños entre 5 y 7 años pasan más de 9 horas en línea a la semana, y casi todos los adolescentes de entre 12 y 15 años (el 99%) pasa más de 20 horas en línea a la semana.


Primero, si las habilidades comunicativas o sociales de tu hijo están menos desarrolladas, es esencial darles desde el principio instrucciones explícitas sobre cómo actuar online de forma apropiada.


Lo ideal es que los niños tengan la oportunidad de entender las reglas de seguridad en Internet antes de conseguir un smartphone o acceso a una computadora. Pero nunca es demasiado tarde para sacar el tema y poner en práctica un plan, aunque ya estén en contacto con Internet.


En cualquier caso, antes de establecer una regla, es importante mantener una conversación franca y abierta sobre los riesgos potenciales y crear un plan para evitarlos y usar Internet de forma segura.


Probablemente, lo mejor sería explicar los riesgos y oportunidades de usar Internet de forma directa y explícita, y animarlos a que formulen preguntas abiertas y sinceras sobre el tema. Puedes investigar el tema con tu hijo o hija leyendo juntos guías como esta y, a continuación, crear un plan personalizado de seguridad en Internet.


Explica las reglas básicas más importantes, como no dar nunca información personal o no hablar nunca sobre temas ilegales o ilícitos, y las razones de estas reglas.


De forma similar, es recomendable hablar abiertamente de los bloqueos y filtros parentales que usas con tus hijos. Explícales para qué son y cómo restringen Internet.


Otras reglas que pueden serte útiles son límites de tiempo, dejar o no dejar que los niños usen los dispositivos sin supervisión, reglas sobre compartir contraseñas y reglas de privacidad, como, por ejemplo, qué información personal pueden usar en Internet. Puedes redactar junto a tu hijo un contrato de Internet donde queden establecidas las reglas para la seguridad en Internet usando una guía de seguridad que te inspire confianza como base y personalizándola para tu familia.


Muchos niños con autismo progresan cuando existen estos límites claros porque saben que pueden disfrutar de Internet sin ver o hacer algo que los alteraría.


Al abrir una línea de comunicación franca y directa con tu hijo sobre seguridad en Internet, también sientas las bases para mantenerlos a salvo y que sean responsables en el futuro.


Los padres pueden pensar en las interacciones de sus hijos en Internet del mismo modo que piensan sobre dónde están físicamente. “¿A dónde vas?” “¿Con quién?” “¿Durante cuánto tiempo?”.


Si no mantienes conversaciones abiertas y regulares con tu hijo o hija sobre su vida en Internet, todo ese mundo que están experimentando podría convertirse en una auténtica terra incognita para ti.


Recursos en línea


Las personas autistas y los padres de niños y niñas con autismo se benefician enormemente de la riqueza de recursos, consejos y redes de apoyo que hay en Internet.


En mi opinión, este es uno de los grandes activos de Internet: la capacidad de conectar con cualquiera en cualquier parte del mundo.


Si eres una persona con autismo o cuidas a una persona que está en el espectro, hay muchas probabilidades de que alguien en algún lugar del mundo haya estado en la misma situación que tú. Internet nos permite crear espacios donde conocer y aprender de todas las personas del mundo que pueden ayudarnos.


La ayuda que puedes encontrar en línea está a tu disposición las 24 horas. No tienes que ir a una consulta o hacer una llamada entre las 10 a.m. y las 4 p.m. de lunes a viernes, pero los miércoles sol hasta las 2 p.m. Todo está siempre ahí, literalmente al alcance de tu mano.


Comunidades en línea

  1. Talk about Autism: Se trata de una comunidad en la red alojada por la organización benéfica Ambitious About Autism. Está dirigida a padres, cuidadores y profesionales, así como a adultos en el espectro autista.

  2. Wrong Planet: Una comunidad web para personas con autismo. Cuenta con un foro de discusión, un blog y una colección de artículos.

  3. Grupos de apoyo en línea: La organización benéfica Autism Speaks mantiene una base de datos de grupos de apoyo en línea. Sigue los enlaces de la página y encontrarás mapas de grupos que se reúnen en persona en Norteamérica.


Seguridad en Internet y recursos para el autismo


  1. Learning Disabilities, Autism and Internet Safety: Esta guía tiene contenido específico para el Reino Unido, pero sus consejos generales son excelentes para cualquiera que cuide a un niño o niña con autismo.

  2. Internet Safety: Planificación y prevención para adolescentes con TEA: Este recurso incluye ejemplos excelentes de señales visuales para animar a hacer un uso seguro de Internet y está dirigido a adolescentes y jóvenes adultos en el espectro autista.

  3. Internet Safety: Pathfinders for Autism: Esta guía resume numerosos consejos de seguridad en Internet para personas con autismo, y especialmente para sus familias y cuidadores.

  4. Online Safety for Individuals on the Autism Spectrum: Estos consejos de Bobbi Wells, especialista en recursos sobre autismo, está dirigida a personas con autismo de todas las edades.


Recursos generales para la seguridad en Internet


  1. Safe Search for Kids: Un motor de búsqueda pensado para los niños y desarrollado con Google Search.

  2. Childnet’s Checklist for Parents on Mobile Phones: Qué preguntas formular antes de comprar un smartphone a tu hijo.

  3. Internet Matters: Issues: La organización benéfica Internet Matters ha publicado muchos consejos para que los padres puedan ayudar a los niños a aprender y manejar los problemas que probablemente se encuentren en Internet.






17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page